Educación literaria basada en canciones

De Innovacion


Ficha del proyecto
Metodología

La educación literaria basada en canciones se fundamenta en los principios del aprendizaje significativo (Ausubel, 2000), y en la educación literaria (Colomer, 1991) que propone conectar la obra literaria con otras manifestaciones artísticas a través del intertexto del lector (Mendoza, 1993 y 2006).
Los contenidos intertextuales son “las conexiones culturales implícitas o explícitas en la producción literaria, compartidas tanto en la forma (componentes y rasgos estilísticos, estructura, tipología textual y de géneros, etc.), como en el contenido (temas, tópicos, variantes y recursos semánticos, etc.) con otras manifestaciones artísticas” (Mendoza, 1993, p. 334). Gracias a los cuales, según señala el mismo autor, el alumno “integra, selecciona y activa significativamente el conjunto de saberes, estrategias y recursos lingüístico-culturales para facilitar la lectura de los textos” (Mendoza, 2006, p. 105).
La metodología de educación literaria basada en canciones viene a conciliar así los postulados de la significatividad cognitiva y emocional, la educación literaria y la intertextualidad a través de la explotación didáctica de los contenidos literarios presentes en la música actual.

Descripción

La música contiene literatura. Las canciones pop, rock, rap, reggae o reggaetón que escuchan los jóvenes se componen de métrica, rima, temas, tópicos literarios y figuras poéticas que proceden de la tradición literaria. Grupos y cantantes como Nach, Macaco, El Kanka, Dani Martín, Wisin y Ozuna, Enrique Iglesias, Juanes, Alejandro Sanz, Bebe, La oreja de Van Gogh y Rozalén, entre muchos otros; beben de autores como Jorge Manrique, Garcilaso de la Vega, Santa Teresa de Jesús, Fray Luis de León, San Juan de la Cruz, Quevedo, Góngora, Lope de Vega, Calderón de la Barca y Sor Juana Inés de la Cruz.

El objetivo de esta propuesta didáctica consiste precisamente en explotar didácticamente los contenidos literarios que comparten las canciones y las obras clásicas para facilitar a los alumnos un diálogo que amplíe su sentido estético y su competencia literaria. Dicho de otra manera, conectar los gustos y conocimientos previos de los alumnos con la literatura española del currículo académico.

Este proyecto de innovación ha consistido en la aplicación de quince unidades didácticas que introducen los clásicos literarios de la Edad Media, el Renacimiento y el Barroco presentes en el currículo de 3º de ESO a través de los contenidos literarios (temas, tópicos, vocabulario, recursos literarios, métrica, rima, etc.) que contienen canciones actuales.

Cada una de las quince unidades se estructuró de la misma forma en tres sesiones:

  • Introducción de contenidos a partir de la canción. Empezamos conversando sobre las canciones siguiendo el enfoque ‘dime’ (Chambers, 2007) con preguntas del tipo: “¿Qué es lo que más y lo que menos te gusta de la canción?, ¿qué te ha sorprendido? o ¿qué conexiones encuentras con otras canciones, obras literarias o tu vida diaria?”, para facilitar que el alumno debata y reflexione de forma guiada y gradual sobre aspectos interesantes, curiosos y controvertidos de las canciones. A continuación guiamos al alumno mediante cuestiones más complejas para que identifique en la canción los temas y recursos literarios que construyen el sentido de la obra, para terminar con cuestiones relacionadas con el ritmo, la métrica y la rima.
  • Conexión de la canción y el texto literario. En el segundo apartado conectamos de una forma intertextual los contenidos vistos en la canción con los mismos contenidos presentes en un poema clásico para que el alumno pueda identificarlos de una forma más significativa para él.
  • Profundización y contextualización. Por último profundizamos en aspectos destacables de la obra clásica seleccionada y de su autor, contextualizándolos en la época y la sociedad a la que pertenece pero contrastándolos, al mismo tiempo, con la canción de la que partíamos. De esta forma, ahondamos en los contenidos trabajados desde una perspectiva temática y comparatista, que entendemos que es la más significativa y auténtica para el alumno, en lugar de hacerlo de una forma memorística e historicista.
Más información

De forma paralela, también se ha desarrollado de una forma menos intensiva en otros grupos del mismo curso, y de otros cursos, especialmente de 1, 2º y 4º de ESO, con el objetivo de hacer una primera exploración sobre gustos musicales, intereses, competencia literaria, conexión con el currículo, etc. dirigidos al desarrollo posterior de un corpus para estos cursos.

La aplicación del proyecto de innovación no tuvo imprevistos destacables, más allá de algunos contratiempos puntuales y de servir también como corrección de algunos pequeños errores detectados en los materiales elaborados durante el curso anterior, los cuales fueron publicados durante este curso en https://ocw.unizar.es/ocw/course/view.php?id=50 por lo que además de facilitarles las unidades a los alumnos en pdf para que pudieran repasarlas en clase, se les dio el enlace para que pudieran seguirla de forma interactiva y autónoma desde distintas plataformas (móvil, tablet, ordenador…), favoreciendo así un enfoque educativo transmedia y multimodal tanto dentro como fuera del aula.

La aplicación en el aula nos sirvió también para tomar nota de los géneros musicales y las canciones que “funcionaron” mejor en el aula, tanto porque contaba con mayor parte de seguidores como porque generaron una explotación cultural, social y literaria más intensa. De esto hemos podido deducir también la importancia de renovar y ampliar el corpus de canciones de partida para que estas resulten lo más próximas posible a estos, pero también diversas para poder acaparar los distintos gustos y sensibilidades de los adolescentes. En la variedad, también para ellos, está el placer.