Descubrimientos de las simetrías en los fósiles para niños con capacidades diversas

De Innovacion


Ficha del proyecto
Contacto: Cristina Bravo, Inmaculada Zegri, Antonio López Polo
antonio.lopez@salesianos.edu
Metodología

Utilizando como hilo conductor el estudio de la simetría de los fósiles de nuestro laboratorio, se pretende plantear un reto a aquellos alumnos que presentan talentos en uno o varios campos. Una metodología abierta permite garantizar la adecuada permeabilidad entre el grupo y el aula normalizada, funcionado los alumnos como tubería por las que fluyen nuevas metodologías que se acaben implantando en el funcionamiento cotidiano del colegio.

Descripción

Una antigua colección existente en el centro nos ha dado pie para desplegar un conjunto de actividades de descubrimiento y diversión basadas en la idea de ¿por qué los fósiles tienen esas formas tan curiosas? Jugando con una adaptación al nivel de los alumnos, el taller ha crecido a medida que se expandía su curiosidad. Cada taller ha representado un reto, una meta que el grupo se planteaba alcanzar y que ha abierto la puerta para las posteriores actividades. Se le ha dado un nuevo uso a un viejo laboratorio abandonado. Utilizando técnicas de ambientación teatral para conseguir sumergir a los participantes en una aventura distinta, con un hilo conductor: el descubrimiento científico.

Más información

La organización de los alumnos ha sido en un grupo específico flexible de unos 20 alumnos (podía oscilar) en el que se han incorporado nuevos alumnos de acuerdo con los tutores de los cursos. Los alumnos podían elegir el permanecer o no. Algunos materiales interesantes para entender el proyecto:

Todas las fichas preparatorias están ubicadas en un servidor público para que otros centros puedan utilizarlas: https://drive.google.com/folderview?id=0BwZ6Wv8E3fAzaUVJazhaVTBUazQ&usp=drive_web Las fotografías y vídeos de las sesiones se pueden consultar.


Valoración del desarrollo del Proyecto

Este proyecto está vinculado con el proyecto APS "Todos aportamos", para alumnos de bachillerato.

Entre un 2 y un 4% de nuestros alumnos pueden ser considerados alumnos talentosos. Muchos de ellos perciben que nuestras escuelas son lugares rígidos, poco motivadores y en ocasiones experimentan un desvanecimiento paulatino de la curiosidad por aprender. Algunos de ellos acaban fracasando en los estudios. El contexto de crisis no ha permitido movilizar recursos humanos y económicos para paliar este problema. Como respuesta a esta situación surgió este proyecto, como un juego de niños sobre el por qué de las cosas bellas, una aventura pensada para un grupo de escolares de 1º a 6º de primarias unidos por un afán común: descubrir la belleza que hay en los fósiles. Una antigua colección existente en el centro nos dio pie para desplegar un conjunto de actividades de descubrimiento y diversión basadas en una idea simple: ¿por qué los fósiles tienen esas formas tan curiosas? Utilizando como hilo conductor la idea de simetría de los fósiles de nuestro laboratorio, les hemos planteado un reto semanal a aquellos alumnos que presentan talentos en uno o varios campos. Una metodología abierta permite garantizar la adecuada permeabilidad entre el grupo y el aula normalizada, funcionado los alumnos como tubería por las que fluyen nuevas metodologías que se acaben implantando en el funcionamiento cotidiano del colegio. Expectativas cumplidas:

  • La actividad ha sido un laboratorio de experimentación de nuevas metodologías.
  • Los alumnos han hecho de timoneles del proceso, marcando temas de interés y descartando otros. Se ha tenido muy en cuenta sus opiniones y preferencias.
  • Ha permitido ampliar y enriquecer la atención educativa del alumnado que destaca por su elevado rendimiento escolar o por su capacidad o talento especial en algún área y competencia del currículo. Creemos que todavía se puede mejorar los procedimientos de detección de los alumnos.
  • Conectado a este proyecto, los alumnos de la asignatura de Cultura Científica han llevado a cabo otro proyecto de innovación (reconocido por la DGA, “Todos aportamos. Una propuesta APS”). Los alumnos de bachillerato han colaborado con las dos profesoras de primaria, actuando bajo su tutela. Estos alumnos han documentado el proyecto, propuesto metodologias, animado los grupos de trabajo y planteado interesantes preguntas.