Cine en aragonés

De Innovacion


Ficha del proyecto
Contacto: Javier Vispe Mur

Web del proyecto: https://aclica.wordpress.com/1656-2/

Metodología

Las aulas del centro, por la escasez de alumnado y su dispersión, se distribuyen de forma que en un mismo espacio se imparten varios cursos, y en ocasiones, incluso diferentes niveles educativos. Ante la imposibilidad manifiesta de trabajar por cursos independientes, la metodología aplicada conlleva un enfoque globalizador, haciéndose incidencia en el trabajo en grupo y autónomo. Partimos del nivel de desarrollo de los alumnos, teniendo en cuenta sus capacidades, sus posibilidades de razonamiento, respetando los diferentes ritmos de aprendizaje. Esto último sobre todo con aquellos niños que desconocen el aragonés. Por ello es fundamental el uso de grupos, donde los más mayores pueden ayudar a los más pequeños en las actividades y favorecer su autonomía. Aseguramos la construcción de aprendizajes significativos a través de actividades basadas en su entorno. De esta forma conseguimos motivarlos y conectarán los nuevos contenidos a lo que ya saben. Dado que el aragonés se usa de forma habitual en ámbitos familiares, trataremos de que por sí solos aumenten su competencia oral despertando su curiosidad por el aragonés en sus casas. El docente se encarga de coordinar todo el proceso en el que el alumnado crea historias en forma de guión que luego han de dar forma pasando por todos los procesos de producción de un audiovisual:

  • Guión: inicio, desarrollo, desenlace. Narración y diálogos. Narrador y personajes. Cada grupo elabora su propia historia.
  • Búsqueda y elaboración de decorados, personajes y objetos. Según las necesidades se busca en internet fotos para los decorados, se dibujan personajes, objetos...
  • Sesión de grabación y fotografía de los protagonistas para las escenas.
  • Elección de efectos de sonido y músicas.
  • Grabación de las voces.
  • Montaje final.
Descripción

Cine en aragonés es un proyecto que ya comenzó en 2011. Se ha llevado a cabo durante cuatro cursos en el colegio. Es un centro de educación infantil y primaria que se reparte entre seis pequeños pueblos de la comarca de Sobrarbe: A Espuña, Bielsa, Chistén, Plan, San Chuan de Plan y Saravillo. La mayoría de estas escuelas son unitarias, donde niños de varios cursos comparten el mismo espacio, maestro y tiempo de clase.

La idea es utilizar el aragonés de forma oral en un ámbito artístico audiovisual, en el cual su presencia es prácticamente testimonial. De esta forma buscamos desvincularlo del ámbito tradicional (y anacrónico para el punto de vista de los niños) en el que habitualmente es usado, ampliando su radio de acción a otras disciplinas y convirtiéndolo en un medio de expresión para las inquietudes de los alumnos. También supone una ayuda a la desaparición del proceso de diglosia al que se ve sometida la lengua minoritaria frente a la lengua mayoritaria, y que en ocasiones provoca problemas en el aprendizaje del alumnado tanto a nivel de contenidos como de procesos de lectoescritura.

Más información

Este centro es uno de los pocos donde se imparten clases de lengua aragonesa. Está ubicado en una zona donde todavía se conservan diversas variedades de aragonés: chistavín, belsetán y aragonés de baixo penas. El aragonés es una lengua románica que según la Unesco está en grave peligro de desaparición. El desprecio al que se sometió en la escuela durante el S.XX y la falta de políticas lingüísticas y educativas comprometidas por parte de las instituciones aragonesas en democracia, han hecho que esta lengua esté a punto de desaparecer. A día de hoy, en estos pueblos ya no es lengua de comunicación habitual entre los niños, por lo cual, la transmisión generacional ha quedado rota, condenando al aragonés a morir si no se toman medidas urgentes.

Actualmente, el área de aragonés es de carácter voluntario y cuenta sólo con una hora a la semana de clase. Desde el pasado curso por fin cuenta con currículo y ha pasado a ser evaluable en nuestro centro. La situación de los docentes que imparten esta área es completamente precaria, lo que impide que haya proyectos de trabajo a largo plazo con implicación. Obviamente, no es la mejor situación posible para ayudar a hacer pervivir esta lengua.